title icon

Nunca renuncies a tus sueños, nada es IMPOSIBLE

Nunca renuncies a tus sueños, nada es IMPOSIBLE


Cuando tenía unos ocho años, llamaron a mi mamá de la escuela diciéndole que su hijo era un soñador, literalmente que podían escribir paquines, para los jóvenes que no saben de lo que hablo, son historias de fantasía, en este caso de súper héroes y era porque siempre relataba historia de una manera que no sé de qué parte del cerebro salían. Ahhh y otra cosa me gustaba sentarme pegado a la ventana para ver por ella, yo en mi imaginación creía que volaba un gran avión y que todos en el salón era parte de los tripulante así que se pueden imaginar mis calificaciones eran de sueños.

Mi relato es porque quiero compartirles mis experiencias guiando a jóvenes en el proceso de aprendizaje, que es la vida.  Para los maestros lo que hacía era confuso e incluso difícil de manejar, no estaban preparados para manejar una mente creativa e inventiva, lo único que ellos querían era dar clase y los comprendo. Hoy es muy parecido desde otra perspectiva cuando una madre se preocupa al ver a su hijo largas horas en un juego de computador, quiero que sepan que las entiendo, como comprendo la intención de los profesores. Es que al final no hay una escuela donde enseñen hacer padres y existen maestros que trabajan, más por necesidad que por vocación.

Creo que los jóvenes hoy, guiados de una manera correcta podrían lograr grandes metas y movilizar el mundo. Como especialista, he acompañado a jóvenes en procesos de cambio y cuando le pregunto que sueñan, pareciera que estuvieran en una habitación oscura que no les permite ver la luz que tienen en su interior, es allí donde el coaching y la labor de un coach de jóvenes es vital, debido que le permite ser guiados a esa luz que tiene cada uno de ellos. Creo que si hubiera tenido la guía desde niño, hoy estuviera realizando película de súper héroes, es posible sería otra alternativa de comics, es por ello que me llene de gozo al escuchar a una colega decir, si no hubiera aplicado mi experiencia como coach, no hubiera comprendido que mi hijo, que no se despegaba de jugar videojuegos, lograra su sueño, al ser contratado por una empresa en Vancouver Canadá   para desarrollador videojuegos. No importa lo difícil que se vea, no importa que otros te digan no se puede, no importa que te digan que de eso te morirás de hambre, en realidad lo que existe en tu interior tiene una fuerza sobrenatural como aquellos héroes que me llevaban a soñar, nunca renuncies a tus sueños, nada es imposible. 

Nunca renuncies a tus sueños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *