title icon

Solo el poder de un niño cambiara el mundo

el poder de un niño

Solo el poder de un niño cambiara el mundo


Recuerdo, tenía 7 años, salí del cine con mi padre de ver Superman y el primer carro que se me atravesó quería levantarlo, por supuesto nada pasó. Pero en mi mente, en mi interior, yo lo visualizaba como si fuera una realidad.  Esto fue motivo para que mis padres me dijeran que a mí me encantaba personificar los personajes de los comics, es que de alguna manera me identifico con ellos hasta el día de hoy, gracias a Dios por lo menos, mi hijo le gusta tanto como a mí, me acompaña a ver todas las películas que se estrenan el día de hoy, sin embargo, detrás de toda esta experiencia hay algo en lo que yo personalmente he definido como el Poder de un Niño.

Que es la capacidad de creer que todo es posible, hasta incluso es un principio bíblico.  Algo que he descubierto en los últimos años como Coach de jóvenes es que, en algún momento en la transición en la adolescencia, vamos perdiendo ese poder, que es un don, el de poder imaginar, sentir y escuchar que todo es posible, sin duda alguna vez en la vida has visto algún niño que quiere usar una toalla como capa, porque, en algún lugar de su interior, él se siente realmente que es un súper héroe y en realidad es que siempre lo ha sido y siempre lo será, ¿Qué es un súper héroe?

 

Es el joven que descubre algo que lo distingue entre los demás, como especialista en jóvenes te puedo decir, que todos tenemos y contamos con algo que nos hace único en este mundo, lo más importante, que eso con que cuentas, alguien lo necesita.  Como en todo comic hay un villano que le llamare nuestra mente que nos dice que no podremos alcanzar nuestros sueños, o el villano te dice el poder que otro tiene es mejor que el que tu posees y sin darnos cuenta cada uno de nuestros fallos se convierten en ese obstáculo, cuando deben convertirse en aprendizajes y oportunidades para nuestra vida, dejando que ese villano nos quite todo el poder como lo hace la kriptonita.

Jóvenes, te pregunto, ¿Cuándo dejaste de creer? ¿Cuándo dejaste de soñar? ¿Qué pasó?  Quiero decirte que la respuesta que te des no es la que importa, si no lo que harás de ahora en adelante.  Hoy te invito a que visualices, sientas y escuches lo que hoy te dices y cambies tu forma de pensar y que ese Poder que posees y que está en ti, realmente lo pueda usar para impactar la humanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *